Estás en: Para Niños, Pasta Italiana / Pizza a la Piedra.


Pizza a la Piedra.

Gran receta de Pizza a la Piedra de Diego Ezequiel Bianchi.

Gracias Diego.

Masa de Pizza:

Para 6 pizzas grandes. (Varía según su grosor. A mí me gustan bien finas.).

  • 1 kgr. de harina
  • 1 sobre de levadura en polvo o un cubo de levadura fresca.
  • 1 chorro generoso de aceite neutro (girasol, maíz, soja etc).
  • 500 cm3 de agua tibia
  • 1 cucharada sopera de azúcar
  • 1 cucharada sopera al ras de sal.

Salsa:

Proporciones para 2 pizzas…

  • 1 lata de tomates perita (o su equivalente en tomates naturales si quieren trabajar un poco más)
  • 2 dientes de ajo medianos o 1 grande.
  • Azúcar (una cucharada de té)
  • Orégano (no escatimen)
  • Perejil picado.
  • Pimentón dulce 1 cucharada colmada de té
  • Pimienta Negra a gusto.
  • Ají molido a gusto.
  • Sal: 1 a gusto.
  • Aceite de Oliva.

Cobertura por pizza:

  • 220 grs. de queso muzzarella.
  • Aceitunas negras o verdes, descarozadas y cortadas en rodajas.
  • Albahaca
  • Perejil picado
  • Todo lo que a Uds. se les ocurra.

Preparación de la Pizza a la Piedra:

1. Viertan la harina en un bowl, reservando un 10 – 15 % del paquete, que luego utilizaremos para hacer los discos.

2. Sobre la montaña de harina colocamos la levadura en polvo.

3. Arriba de la levadura colocamos una cucharada sopera de azúcar, que le servirá como alimento para que fermente bien.

4. Sobre la base de la montaña, colocamos el agua tibia.

5. Sobre el agua, agreguen una cucharada sopera al ras de sal fina. Cuídense de no tirarla directamente sobre la levadura porque la mata.

6. Empiecen a ligar todo mezclando con la mano

7. Finalmente, agreguen un chorro generoso de aceite neutro (girasol-soja-maiz). Serán unas dos cucharadas soperas.

8. Cuando ya tengan todo ligado pueden tirar la masa y empezar a trabajar sobre la mesada.

9. Amasen con energía unos 15 minutos hasta lograr un bollo uniforme y elástico

Un buen amasado es muy importante, porque de ello dependerá la suavidad y esponjosidad de la pizza, aunque sea muy finita. Si vemos que el bollo está muy seco o húmedo, contrarresten agregando agua o harina, según sea el caso.

Cuando hundamos un dedo y veamos que la masa tiende a volver a su lugar, es porque está lista.

10. Volvemos a poner el bollo en el bowl, lo tapamos con un repasador y lo dejamos reposar en un lugar tibio hasta que duplique su tamaño.

11. Luego de unos 40 minutos, destapamos y ya estamos en condiciones de empezar a hacer los discos

Salsa:

Mientras se leva el bollo, aprovecharemos para hacer la salsa…

1. Piquen bien finito el ajo. Calienten en una olla pequeña un poco de aceite de oliva a fuego moderado y rehoguen.

Este proceso es delicado, presten atención porque el ajo tiende a quemarse rápidamente. Si eso sucede quedará un sabor amargo espantoso que nos va a arruinar nuestra obra de arte.

Si pasa esto, tiren todo y vuelvan a empezar.

2. Cuando el ajo esté listo, vacíen el contenido de la lata de tomates, al cual cortamos previamente en trozos pequeños.

Para contrarrestar la acidez de los tomates en lata, deberán rectificar agregando a la salsa una cucharada (de té) de azúcar. Eso sí, no utilicen esos puré de tomate espantosos, que aparte de ser horribles, no se saben de que catzo están hechos.

3. Lo ideal sería usar tomates frescos bien maduros y pelados. Pero esto dependerá de la época del año y de sus ganas de complicarse la vida. Si eligieron esta opción, pueden pelarlos utilizando un procedimiento muy fácil que les servirá para hacer cualquier tipo de salsa natural.

A) Realicen un corte en cruz sobre toda la piel del tomate.

B) Lo pinchan con un tenedor y lo sumergen en agua hirviendo por espacio de 30 – 45 segundos

C) Enfriamos el tomate debajo del chorro del grifo.

D) La piel se ha despegado por completo y ya podemos pelarlo fácilmente, como si estuviéramos sacando los pétalos de una flor.

E) Si estuviera muy blanca, retiramos la parte central.

F) Finalmente lo cortamos en cubitos

4. Agreguen abundante orégano (fundamental). Tampoco le escatimen al pimentón dulce y al ají molido. Salpimienten a a gusto.

5. Cuando ya está hecha la salsa, apagamos el fuego y recién allí vertemos el perejil picado. Si lo hacemos antes, perderá todo su sabor.

Armado de los discos:

1. Cuando tenemos el bollo levado le echamos un poco de harina y lo separamos en seis bollos pequeños (el número en más o en menos, dependerá del grosor final de las pizzas.)

2. Tomamos cada bollo, lo aplanamos con la mano y lo amasamos con un palote y agregándole un poco de harina para que no se pegue.

Luego pinchamos con un tenedor, para que la masa, al cocinarse, no se infle como una pelota.

3. Precalentamos el horno fuerte unos 20 minutos, con una piedra en la base del mismo. (la piedra le da sabor y textura insuperable).

Cocinen los discos de ambos lados y los sacamos del horno.

4. Luego agreguen la salsa (abundante, no sean tacaños)

… coloquen la muzzarella, aceitunas, un poco más de orégano y todo lo que se les ocurra.

5. Volvemos al horno…

Cuando el queso esté totalmente derretido, ya está lista nuestra pizza, Le agregamos unas hojas de albahaca fresca que le dará un sabor y un aroma incomparables.

Y voilá!!!!! Tenemos nuestra Pizza lista para ser devorada.

Receta completa con Imágenes paso a paso

Déjanos tus comentarios

Copyright © 2009 Recetas de Pasta. All rights reserved.